Espacio Raíces, es un espacio de terapias naturales y terapias corporales, donde impartimos diversas técnicas para el bienestar y el crecimiento personal. Estamos ubicados en pleno centro de Santander (Cantabria).

Nos mueve la vida y desde ahí nació este espacio en 2012 con el que queremos contribuir al bienestar y la transformación de las personas, acompañándolas en sus necesidades y procesos vitales para que alcancen su máximo potencial.

La línea que nos define básicamente es el trabajo psico-corporal-emocional, nuestros tres pilares, y nuestros objetivos se centran en ellos cuando presentamos nuestras terapias y técnicas, corroborando en la premisa de Alexander Lowen quien afirma que:

Todo lo que le ocurre al cuerpo le está ocurriendo a la mente, y viceversa.

Tenemos talleres de fin de semana, clases regulares entre semana, y terapias diversas para un proceso individual (análisis bioenergéticos, gestalt, psicoterapia, bioneuroemoción, pnl, coaching, masaje, flores de Bach...)

Te mostramos lo que ofrecemos esperando que si en este momento de tu vida, buscas un lugar en el que encontrarte cómodo para comenzar a trabajar tu interior, te acerques a nosotros, conozcas nuestro Espacio Raíces y elijas cuál será tu comienzo. Estaremos listos para recibirte y acompañarte.

Buen Viaje.
Ana Cuerdo
Directora de Espacio Raíces.

NUESTROS ÚLTIMOS ARTÍCULOS

4 de julio de 2017

4 de julio de 2017


Enraizamiento o "grounding"


Mis pies se expandieron cuando comencé mi andadura como terapeuta psicocorporal. Se abrieron, se liberaron. En un año mi pie creció y tuve que usar calzado con un número mayor. 
La sensación de uno mismo es muy diferente cuando se siente un buen apoyo desde los pies. La sensación es de "auto sostén". ¿Qué te dice ese concepto?
Desde mi propia experiencia estar enraizado es estar conectado física, energética y sensorialmente a nuestras emociones y sentimientos más profundos, al mismo tiempo que a nuestras piernas y nuestro cuerpo, que nos hacen sentir el apoyo sobre el suelo. 

Como su nombre lo indica el enraizamiento, punto fundamental de la teoría de Alexander Lowen, tiene que ver con el desarrollo y la toma de conciencia de nuestras raíces en la tierra.  Desde la bioenergética se trabaja con el cuerpo físico, con determinados ejercicios principalmente de pie.

Se ejercitan distintos tipos de posturas, desde los pies, las piernas, la columna y se realizan diversos ejercicios y dinámicas para poder enraizar el cuerpo. Esto significa tener los pies sólidamente plantados en el suelo o estar completamente en contacto con él, aportando así el concepto de “suelo” como base del sentido de realidad. El proceso terapéutico busca enraizar a la persona para conectarla con la realidad, permitiéndole liberar o descargar energía.
El ser humano desde que nace, desde las distintas problemáticas que va teniendo y en relación a la situación familiar y luego de acuerdo a su inserción social, escolar, etc., puede ir creando una patología o un problema. Se van instaurando defensas para no conectarse, ya sea por el miedo, la angustia, el dolor o la tristeza, se crean corazas. De esta manera se va instalando un aspecto caracterial de la persona que se evade de lo esencial. A través de este trabajo desde la bioenergética, lo que se intenta es llegar a la esencia de la persona y desarticular esos bloqueos que fueron instituidos por lo familiar y las circunstancias sociales que rodean al individuo. Acompañándole en el proceso de tomar nuevas herramientas para valerse por sí mismo desde el sí mismo.
Luis Gonçalvez expresa así el enraizamiento psicocorporal:

"Podríamos decir que el enraizamiento físico es funcionalmente idéntico al enraizamiento emocional.
Nuestras piernas cumplen funciones muy importantes: locomoción (desarrollo motor en el espacio, correr, acercamiento-alejamiento), cimiento (sostén del yo adulto), soporte (estar parado, estar erguido), equilibrio, etc.
Como extensión del último segmento de la coraza (el segmento pélvico), cumplen además con las funciones de agresividad (protesta, ir hacia, movimiento, desplazarse, golpear) y sexualidad (descarga, creatividad, placer).
Estar enraizado, implica un alto grado de auto-conocimiento (saber y aceptar quien soy); desarrollar el enraizamiento, significa estar de pie y defender lo que es importante para nosotros (“esto es nuestro y lo voy a cuidar”). Por otro lado, es estar más sensible. Y al estar nuestras piernas más sensibles podemos ceder, tornarnos más humildes y admitir nuestra fragilidad.
Una manera de evitar el enraizamiento es negarnos a pararnos sobre nuestros propios pies. En vez de esto nos apoyamos sobre los otros y los volvemos responsables de lo que sentimos (“vos me hacés sentir ...”). Si esta actitud defensiva falla nos desmoralizamos, nos abatimos, nos desalentamos,
nos resignamos, nos desmoronamos y colapsamos. Cuando esto se convierte en un padrón más o menos conxciente, se transforma en una modalidad regresiva, que busca escaparse de la realidad adulta y que además subestima el potencial de la propia persona. Puede surgir además un sentimiento de odio hacia sí (consecuencia de los juicios y las exigencias negativasintroyectadas).
Para Lowen el enraizamiento es conseguir que una persona entre más en contacto con el suelo (la realidad), es decir lo opuesto a tener una “obsesión”, o “estar en el aire viviendo de ilusiones”. El peligro de la ilusión (cada estructura de carácter tiene una ilusión en particular) es que deforma la percepción, atrapando a la persona en una visión irreal"
Ana Cuerdo
15 de junio de 2017
El trabajo con la voz y la conciencia corporal

El trabajo con la voz y la conciencia corporal

15 de junio de 2017


Sé que puede ser confuso el término "clases de Voz", para quien nunca ha trabajado la voz en ningún sentido: canto, dicción, oratoria, etc.
A veces me preguntan si es clase de canto, o si es hablar en público, y ni lo uno ni lo otro, aunque haya momentos y ejercicios rescatados de ahí que nos ayuden a avanzar con el proceso individual de la persona.
En mi entrenamiento, siempre el cuerpo y la voz han estado muy presentes y teniendo mucha importancia en el proceso de ampliar la expresión. La voz, (en mi caso trabajada y explorada con muchos profesores venidos de distintas técnicas y métodos de interpretación diferentes, con logopedas y foniatras, y con terapeutas psicocorporales) la siento más liberada cuanto más incluyo el cuerpo en ese aprendizaje. Hoy en día, el trabajo con la voz cada vez busca mostrar a la persona con lo que expresa, y siendo coherente con lo que siente, que una voz "bonita".  Y yo en el trabajo con la voz, conmigo misma y con mis clientes, sigo esa pauta.
Espero que este vídeo te aclare algo al respecto, y si te genera más preguntas o dudas, ponte en contacto conmigo. Siempre pienso que cuando algo plantea preguntas es que hay interés, y por lo tanto una búsqueda de algo.




Ana Cuerdo
16 de mayo de 2017
Cuidados de la Voz

Cuidados de la Voz

16 de mayo de 2017
                           Higiene vocal y otros remedios.

Es cierto que el invierno y su llegada nos pone a todos en preaviso de posibles caídas gripales y similares. Pero estamos comprobando que cualquier momento del año es propicio para recaer. De modo que a menudo me preguntan, en las clases y sesiones, qué tipo de cuidados preventivos y remedios naturales tomar cuando se tiene un resfriado, afonía, tos, mocos, naríz taponada, boca seca, y cualquier problemática que afecte directamente a la voz.
Hay unos cuidados básicos en cuanto al uso de la voz que se le ha denominado
HIGIENE VOCAL, pero además de algo de esa información os regalo algunos de los remedios y cuidados que durante los últimos 18 años trabajando con la voz he ido recopilando y comprobando su eficacia, tanto en mí, como en compañeros, alumnos y clientes.

Hay una serie de afecciones de la voz que tienen más que ver con un uso incorrecto de la misma, o bien con un abuso de cualquier índole, ya sea: grito, tabaco, alcohol, alimentación inadecuada, malos hábitos posturales, mal descanso, o calefacciones y aires acondicionados. Muchos de los especialistas y profesionales con los que he estudiado, o a los que sigo, lo tienen claro: muchos problemas de la voz pueden prevenirse.
Una dedicación a cuidar la voz en los aspectos señalados anteriormente y un uso adecuado y consciente del aparato fonador, sobre todo para los profesionales que usan su voz como una herramientas para su trabajo, sería lo idóneo para ponerse a punto con su voz.

Los cuidados por lo tanto los dividiría en tres bloques:
  1. Higiene vocal
  2. Uso adecuado de la voz
  3. Remedios y preventivos

Higiene vocal
M
  • Controlar los gritos, y tener en cuenta el lugar donde estoy y el ruido ambiente que hay para no forzar la voz
     y querer hablar por encima de ese ruído.
  • Procurar no carraspear, en cualquier caso mejor toser. Pero tener en cuenta que cualquier choque fuerte de las cuerdas vocales puede provocar inflamación de las mismas. Beber agua para ayudar a eliminar cualquier mucosidad e irritación manteniendo las cuerdas vocales hidratadas. Y en cualquier caso si se carraspea mucho acudir al especialista.
  • Respirar por la naríz, hacerlo por la boca favorece la entrada de aire frío. Aunque bien es cierto, y muchos lo sabéis por el trabajo que hacéis con la voz conmigo, que en muchos ejercicios respiramos por la boca para favorecer otros aspectos. Esto no quiere decir que HAY QUE respirar por la boca. Es sólo algo puntual.
  • Tener en cuenta que el tabaco reseca la mucosa de la laringe. Reducir o eliminar el hábito según la problemática que se tenga.
  • Cuidar la alimentación. Las comidas abundantes favorecen el reflujo hacia la laringe lo que produce irritación.
  • El aire acondicionado o la calefacción y los cambios bruscos de temperaturas resecan mucho la mucosa de la garganta. Mis plantas se ven afectadas por estos cambios en el ambiente, qué no pasará entonces en nuestro organismo, ¿no?
  • Dormir favorece el descanso de la voz.

Uso adecuado de la voz
  • Ser consciente del uso del cuerpo y su postura corporal. Tratar de tener la espalda, los hombros, la pelvis y los pies bien alineados, articulaciones flexibles, cuello sin tensiones, para amplificar la voz y no forzar la garganta.
  • Encontrar momentos para relajar el cuerpo sobre todo de los hombros, cuello, laringe y cara.
  • Sentir el cuerpo como un apoyo y un amplificador de la voz.
  • Sentir la diferencia entre tensión y relajación en la musculatura.
  • Ubicar y saber usar la respiración costoabdominal, sin tensión, desde la consciencia y el encuentro con él.

    Desde la comprensión de su naturaleza.
  • Aumentar y encontrar libertad en  el juego vocal.
  • Aumentar y encontrar libertad en el movimiento corporal.
  • Conocer y amplificar los resonadores para hablar.
  • Proyectar la voz no es gritar.
  • Respirar con libertad y esponateneidad.
  • Hablar pronunciando cada sonido, estando en lo que digo.
  • Poder dosificar el aire sintiendo que no lo retengo.

Remedios y preventivos
En cualquiera de los casos, entre las plantas y los aceites esenciales que recomendaré aquí, os pido que SIEMPRE busquéis las contraindicaciones  y valoréis si en vuestro caso particular no tenéis problema con ese producto o debéis tener precauciones o no tomarlo directamente. Si tenéis dudas podéis consultar en el herbolario o parafarmacia donde compréis o con el profesional que consideréis.

  • Para la PREVENCIÓN DE CATARROS, y también para cuando ya siento cierto malestar en la garganta, me gusta tomar con cierta antelación EXTRACTO DE PROPÓLEO, o incluso un COMPOSOR de EQUINÁCEA Y

    PROPÓLEO. Son parecidas, tienen la misma función, sólo que el segundo tiene la equinácea, que ayuda a aumentar las defensas. En cualquiera de los dos casos me gusta tomarlo, y así lo recomiendo también, en su versión sin alcohol y con cuentagotas para poder tomarlo directamente en la boca. Es un sabor muy fuerte, pero cuando cae directamente en la garganta yo siento un alivio y un efecto calmante (sobre todo cuando ya hay dolor de garganta). En las múltiples versiones que hay también lo encontraréis en spray, aunque para mí la sensación es menos calmante. Y también con alcohol, pero éste sí o sí hay que tomarlo con agua. Y cuando estás en cualquier lado, en la calle, sin opción a vaso de agua, es más incómodo. Aclarar que esto no es incompatible con ir al médico. Podemos recurrir como preventivo y en los primeros momentos de la enfermedad, pero mi escucha tiene que estar atenta a ver si empeoro, mejoro o mis sensaciones se modifican, y así poder acudir al médico y que descarte algo más grave.

  • Hay una infusión que ayuda mucho tanto como PREVENCIÓN como cuando ya estamos con los primeros síntomas de catarro, ya sea dolor de garganta, irritación, mucosidad, malestar general, un poco de fiebre, etc. La infusión lleva las siguientes plantas: TUSÍLAGO, TOMILLO, MALVA, SAÚCO, DROSERA Y EQUINÁCEA. Como te dije, antes de tomar nada, mira las contraindicaciones de cada una de las plantas y revisa que para ti no sea incompatible por alguna cuestión personal. Si no hay ningún problema te cuento cómo se prepara esta infusión. A mi me gusta mezclar todas las plantas a partes iguales en un bote grande, y mezclarlas bien. Si puedo me hago una taza de infusión varias veces al día, pero si uno sale todo el día fuera mejor preparar un termo. Por lo tanto, si es para una taza, saco una cuchara grande colmada de ese bote donde he mezclado las plantas. Si fuera un termo u otros recipientes grandes calculo más o menos. Caliento agua sin que llegue a hervir (esto mataría propiedades de las plantas) y una vez caliente hecho esa cucharada de plantas. Lo dejo infusionar unos 10-15 mins. Quito las plantas. Lo tomo calentito y a poder ser siempre con miel, ya que es un gran mucilaginoso  y ayuda a restaurar la mucosa dañada en la garganta. Y también medio limón. Si además lo he infusionado con unas rodajitas de Jengibre fresco le estaré aportando un buen antiinflamatorio y expectorante a la infusión. A ser posible tomar unas 4 tazas al día cuando ya estamos con síntomas. Si es como preventivo 1 taza o 2 son suficientes. En cualquier caso comprobar cómo me voy sintiendo con la toma, si hay mejora o no, y siempre pensar que ésto no sustituye ningún tratamiento médico y sí es un complemento. Y por supuesto, en muchos casos ésto es suficiente para no empeorar o cogerlo a tiempo. Y hablo por propia experiencia. Cuantas veces de más joven me habré tomado medicinas para ayudarme a sentirme mejor de la garganta y poder trabajar, cuando remedios como estos son además de mucho más agradables de tomar, también más efectivos, a la vez que nos hacen tomar buenos hábitos y tener una
     comunicación directa con nuestro cuerpo.
  • Otra de mis habituales prácticas y cuidados tiene que ver con la AROMATERAPIA. Esto es aceites esenciales. Hay que tener en cuenta que los aceites siempre tenemos que buscar los quimiotipados, éstos ofrecen  la garantía de ser un aceite esencial que ha sido analizado y cumple con los requísitos mínimos de calidad y seguridad. El quimiotipo caracteriza un aceite esencial desde un punto de vista botánico y bioquímico. Un aceite esencial contiene cuerpos químicos muy complejos cuyas propiedades son diversas. Se trata de una forma de clasificación química, biológica y botánica que designa la molécula con mayor presencia en el aceite esencial o en cualquier caso la molécula que permite definirlo terapéuticamente de forma clara y segura. Conocer el quimiotipo también nos permite conocer la toxicidad eventual de la molécula que más destaca.
  • Acostumbro a tener difusores de esencias o quemadores por distintos lugares. En épocas de catarros y posibles contagios suelo echar algunos aceites esenciales que ayuden a aumentar las defensas y sean antivíricos. Por ejemplo ÁRBOL DEL TÉ (Melaleuca alternifolia), PALO DE ROSA (Aniba rosaedora), RAVINTSARA (Cinnanonum camphora qt. cineol) .
  • Otra alternativa que uso, cuando ya hay catarro y afecta al pecho, mucosidad, tos, etc, es usar unas gotas de  RAVINTSARA diluído en aceite y echarlo en el pecho y la espalda, también el cuello. De este modo también se puede usar el bálsamo de tigre rojo.
  • Y si hay tos nocturna, de esa que pica y no deja dormir, y además lo que hace es agotar la garganta, suelo hacer una crema-pomada que lleva aceite esencial de ROMERO (Rosmarinus officinalis qt cineol) y ÁRBOL DEL TÉ (Melaleuca alternifolia), para dar en los pies, que automáticamente suele quitar la tos.


Espero que te haya servido para tener algunas pautas de cuidados a tener en cuenta, y para tomar conciencia de que nuestra voz es algo más que palabras que digo, si no que es parte de mí, es mi musculatura, es mi cuerpo.
Si quieres hacer cualquier consulta o compartir algo déjame un comentario. ¡Seguimos en contacto!



"El tono de la voz es el espejo del alma"
Eduardo Galeano








 Ana Cuerdo
Directora de Espacio Raíces
Terapeuta psicocorporal Bioenergética
18 de abril de 2017
¿Controlar las emociones?

¿Controlar las emociones?

18 de abril de 2017

Últimamente la gente me pregunta por actividades que ayuden a controlar las emociones. Me pregunto y les pregunto si por "controlar" entendemos hacer consciente el cuerpo, las sensaciones, las emociones, respirarlo, vivirlo, identificarlo para poder atravesarlo de la mejor manera para uno mismo....o si por controlar entendemos dejar de sentir, dejar de lado o anular las emociones.
Con frecuencia me encuentro con la segunda respuesta, aunque hay mucha consciencia ya con la primera.

¿Qué sentido puede tener anular emociones?
¿hacer como que no están?


Tu cuerpo expresa tus pensamientos, emociones y espíritu. Todo esto ocurre en tu cuerpo y a través de él. Sin tu cuerpo, no existes. De hecho, en cada uno de nosotros existe un depósito de información. Podemos hablar de “la sabiduría del cuerpo”. Si prestamos oído a su lenguaje, sabremos que un hombro agarrotado manifiesta la carga de nuestro stress y que una mandíbula bloqueada retiene palabras no pronunciadas. Dar oído y apreciar el lenguaje propio del cuerpo es esencial para una relación saludable con nuestros propios cuerpos.
Tu “cuerpo” incluye el cuerpo físico, con su órganos y miembros, tu buena o mala salud, tu experiencia de comunicación con la naturaleza, todas las sensaciones, placer y dolor, sensibilidad para la música, la danza, el arte, la sexualidad…Tú eres tu cuerpo, tu cuerpo eres tú. Tú no eres sin tu cuerpo.... Tu cuerpo tiene su historia. Mantener el diálogo con él es recuperar vida, pero también, es sentir el dolor de la vida.
En este momento entiendo que muchas personas se separan de sus sensaciones y dejan de sentir emociones. La moneda a pagar es "dejo de sentir", porque al separarse de la parte dolorosa de la vida también lo hacen del placer.


Teniendo en cuenta el significado de la palabra EXPRESAR = presionar o esforzarse para sacar algo afuera.

¿Cómo crees entonces que le afecta a tu cuerpo y a tus sentimientos NO EXPRESAR?
...Ejerciendo presión...

¿De qué manera ejerce esa presión en ti?
¿con dolor de cabeza? ¿una úlcera? ¿dolor de rodillas? ¿falta de hierro? ¿continuos esguinces? ¿psoriasis?...

¿Qué puedo hacer?
Me planteo, me pregunto, me interrogo, me suelto, me expreso, me libero, saco, grito, pataleo, digo NO, me enfado, me irrito, digo SI, abrazo, miro a los ojos, te digo te quiero, enfrento la situación, me hago consciente, dejo de repetir, lloro, me alegro, digo gracias, pido por favor, recibo, me irrito, me avergüenzo, me dejo sentir vulnerable, me equivoco, me caigo, me vuelvo a levantar, cometo errores, soy humana, te odio.
Me permito.


Alexander Lowen lo expresa aquí muy claro:
"La cualidad del movimiento de una persona se estudia desde dos puntos de vista: la espontaneidad y el control. La espontaneidad es una función de autoexpresión. Cuanto más vivo, más espontáneos son los movimientos de una persona. El cuerpo se expresa de modo natural, cambia constantemente para reflejar los sentimientos interiores.

Normalmente el control representa la sumisión de la espontaneidad por el yo, y es planeada para reproducir una acción más efectiva. Por medio del control yoico se canaliza y se integra la motilidad espontánea del cuerpo para lograr una meta deseada. En un yo saludable el control no disminuye la espontaneidad corporal. Cuando el control y la espontaneidad están integrados en el movimiento del cuerpo, el resultado es coordinación. La coordinación refleja el grado de identificación con el cuerpo que tiene el yo, a la vez que comanda los movimientos. Una persona sana, está bien coordinada en sus movimientos, es espontánea y a la vez tiene control.

La enfermedad emocional se caracteriza por una pérdida de la espontaneidad o por una deficiencia del control yoico, o ambas. Hablando en términos generales, la persona que sufre de disturbios emocionales se mueve compulsivamente o impulsivamente. La persona compulsiva es rígida, sus restricciones yoicas son tan severas que sus movimientos toman un patrón mecánico y le falta espontaneidad. En la persona impulsiva el control yoico está debilitado y los impulsos se rompen hacia fuera de una manera histérica. La persona impulsiva es hiperactiva, ni puede estar sentado tranquilo ni canalizar su energía hacia acciones conformativas. Su yo inadecuado constantemente se abruma por sus sentimientos, a la vez que se frustra constantemente porque sus sentimientos están desbordándose sin lograr nada.

La persona compulsiva tiene miedo de soltar su control rígido, la persona impulsiva es incapaz de mantener el control. En efecto, la persona impulsiva está descargando sus energías desenfrenadamente para evitar los sentimientos en su cuerpo. Se pone irritable para evitar sentir su rabia; histérico, para evitar sentir tristeza y promiscuo para evitar sus sentimientos sexuales. Corre antes de tener miedo, grita antes de que le causen dolor y ataca antes de ser amenazado."



A veces para cambiar un patrón de conducta o una molestia física que nos disgusta, simplemente hemos de ser conscientes. Saber de dónde partimos. Conocer el mecanismo con el que esta conducta actúa sin mi consentimiento, a qué responde, qué quiere conseguir. Hablamos con este mecanismo, lo interrogamos. A veces no sabemos el momento exacto de dónde viene, aquellas primeras veces en las que apareció, a veces sí, o al menos lo intuímos.
Seguramente caerás una y otra vez en ese patrón pero esta vez ya sabrás que lo estás haciendo, y tendrás la opción de crear otro tipo de respuesta, hasta fundar dentro tuyo un nuevo hábito. No nos han enseñado a hacer esto de mirarnos por dentro, seguramente ellos a su vez tampoco se miran, y tampoco nos supieron mirar. Y así crecemos, y nos socializamos. Con la carga de una etiqueta a cuestas, creyendo que "soy así y ya está". Pero llegado el momento, cuando uno siente que del mismo modo ya no puede caminar, que toca aprender a hacerlo de otra forma porque lo conocido ya no me sirve.... toca cambiar algo. Ser consciente, tomar las riendas de mi vida.
A veces costará, no lo dudo, muchas veces, nadie dijo que ser consciente sea fácil, pero te hace libre. Logras ser una mejor versión de ti mismo, y lo haces tú, tú controlas tu vida.



Bibliografía:
Alexander Lowen, Conferencia II "Los movimientos"
Therese Bertherat, "El cuerpo tiene sus razones"
Luz Casasnovas, "La memoria corporal"




Ana Cuerdo